EL CAMACHUELO COMÚN Y SU CRÍA EN CAUTIVIDAD

 

Por: CARLOS DOPICO BASOA

PYRRHULA PYRRHULA

CLASIFICACION:

Orden Paseriformes, familia Fringílidos.

HABITAT:
Bosques, jardines, parques.
AREA DE DISTRIBUCIÓN:
Europa, Asia.
ANILLAS:
2,9 milímetros.
CARACTERÍSTICAS:
Alrededor de 14,5 mm.
DESCRIPCIÓN:

Pájaro robusto, de cuerpo compacto, pico corto y fuerte, con la cabeza en
su parte superior un poco aplanada.

El macho presenta la cabeza y el cuello de color negro, con algunas
tonalidades azules. El dorso es de color azulado y las mejillas, pecho y
estómago de un color rojo acarminado. La cola y las alas de color negro
con tonalidades azuladas, aunque estas últimas presentan estrías de color
blanco. El pico es de color negro; las patas oscuras con las uñas negras:
el obispillo, muy visible durante el vuelo, de color blanco. Los ojos son
redondos y oscuros.

La hembra tiene un diseño muy parecido al del macho, pero se diferencia
principalmente de este en el pecho, ya que el de ella es de color gris
rosado. El dorso de la hembra es un poco menos azulado, teniendo tonos
intermedios entre el azul y el gris.
HABITAT Y COMPORTAMIENTO:
Quizás, junto con el jilguero común, sea uno de los pájaros mas conocidos,
incluso por gente que no es muy aficionada al mundo de la ornitología.

Está presente en casi toda la península ibérica y aquí, en Galicia, junto
con el verderón común posiblemente es el pájaro más abundante.

Suele encontrarse en zonas de denso bosque, preferentemente cercanas a los
cauces de los ríos. En ellas se alimenta de los brotes tiernos de alisos,
abedules, etc., aunque su principal alimento y por el que más pasión
parece tener, son los brotes tiernos de árboles frutales como manzanos,
melocotoneros, cerezos, etc., lo que le ha convertido en el mayor enemigo
de los agricultores. Aunque rara vez baja a comer al suelo parecen
encantarle, sobre todo, las cabezas de las cerrajas, con las que saca
adelante a sus crías. De vez en cuando podremos verlo alimentarse de
pequeños insectos, sobre todo, en época de cría.

Suele dejarse ver muy poco, pese al llamativo plumaje que posee
especialmente el macho, ya que nuestro camachuelo común es un excelente
experto en el arte del camuflaje.

Aunque es un pájaro catalogado de migratorio, he comprobado que son muchas
las parejas que no sólo no emigran, sino que se mantienen en la misma zona
durante muchos años, expulsando a otras parejas de su territorio, ya que
son muy territoriales.

Si nos gusta contemplarlos en la naturaleza, no nos será muy difícil ver
alguna de las múltiples peleas entre los machos, sobre todo, en época de
celo, por la posesión del territorio o por una hembra. Las peleas entre
los machos por las hembras son innumerables y se producen constantemente;
ya que por lo que he podido comprobar en mis muchas salidas al campo para
observarlos y conocerlos mejor, éstas son muy escasas. La cantidad de
machos es, como mínimo, cinco veces superior a la de las hembras.

Cuando, llegado el mes de agosto, observamos a los camachuelos jóvenes,
vemos que esta proporción sigue manteniéndose. Aunque el motivo exacto de
por que sucede esto no lo sé, creo que se trata de la supervivencia de la
especie, teniendo así la hembra la posibilidad de elegir para padre de sus
hijos al macho más fuerte y robusto.

Suelen comenzar a criar a principios de abril, buscando para construir sus
nidos árboles en zonas de mucha vegetación, preferentemente cerca de
huertas de frutales y zonas de cultivo. El nido es de copa y suelen
hacerlo a dos o tres metros del suelo.
La puesta consta de cuatro o cinco huevos que son incubados por la
hembra. Después de pasados trece o quince días nacen los polluelos, que
son alimentados por ambos progenitores. Los suelen quitar adelante
preferentemente con cabezas de cerrajas y brotes tiernos de árboles, sobre
todo, en la primera puesta, ya que esta coincide con la masiva floración
de la mayoría de los árboles, sobre todo frutales.

Aproximadamente después de veinte días, las crías abandonan el nido. Estas
pasan, al menos, un par de semanas más junto a sus padres, principalmente
con el macho, aprendiendo que comer y dónde hacerlo hasta su total
independización.

Durante los primeros meses las crías suelen andar agrupadas en pequeños
bandos compuestos por seis o siete individuos. Hacia finales de julio o
principios de agosto estos grupos se separan y pasan a vivir de una forma
más individualizada. Es en esta época cuando ya podemos distinguir
perfectamente a los machos jóvenes de las hembras, pues los machos ya
empiezan a colorear su pecho de un rojo acarminado.
LEGISLACIÓN
Es una especie protegida según el Real Decreto 439/1990, de 30 de marzo,
por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

La normativa vigente prohíbe tanto su tenencia como su captura. No
obstante, podremos obtener autorización administrativa para su tenencia y
cría en cautividad del órgano competente (Agencia del medio Ambiente) de
acuerdo con lo establecido en el artículo 28.2 de la Ley 4/89 y el
articulo 6 del Real Decreto 1095/1989; para especies catalogadas y que no
estén incluidas en el anexo I (especies objeto de caza).

En Galicia, el órgano competente para la tramitación de autorizaciones
para la tenencia y cría es la Dirección General de Montes.
ELECCIÓN DE LOS REPRODUCTORES
En contra de lo que vulgarmente se dice o escribe, de que el camachuelo
común se apareja de por vida y si le muere la pareja nunca se aparejará
otra vez, en cautividad es totalmente falso. Si por circunstancias o
muerte de algún ejemplar debemos cambiar alguna pareja hagámoslo sin
problema, ya que después de un tiempo juntos se aparejan sin ningún
problema.

En el caso de parejas de nueva formación lo más recomendable es utilizar
pájaros lo más jóvenes posibles y mantenerlos juntos se aparejan sin
ningún problema.

En el caso de parejas de nueva formación lo más recomendable es utilizar
pájaros lo más jóvenes posibles y mantenerlos juntos durante todo el año y
si en esa temporada no crían con toda seguridad lo harán en la siguiente.
El cambiar las parejas porque si lo único que hará es atrasarnos la cría e
incluso alguna no se llegue a pareja pues oye a su antiguo compañero.
PREPARACIÓN DE JAULON
Las dimensiones del jaulón son de 1,20 cm de largo por 40 cm de altura y
40 de fondo. El jaulón está todo cerrado por sus lados salvo por la parte
del frente, que es de alambre. Este tipo de jaulón es muy importante ya
que los pájaros se sienten mucho más tranquilos y seguros, primordial para
la siempre difícil afición de la cría en cautividad de pájaros silvestres
en espacios reducidos. Hacia finales de diciembre comienzo con la
preparación del jaulón de cría. Tapizo con flores ratifícales 30 cms del
frente contra una de las esquinas. Detrás de este, coloco una caja-nido
abierta por el frente con un nido de copa en su interior; en la esquina
opuesta coloco una rama de árbol en forma de "Y" amarrándole un nido de
copa y tapizándola toda también con flore artificiales.
CELO, CORTEJO NUPCIAL Y CONFECCION DEL NIDO
Hacia finales de febrero o mediados de marzo, según las temperaturas y
luminosidad de los días, veremos como progresivamente la pareja comienza a
llevarse mejor y el macho sigue a la hembra. En la tranquilidad que les
ofrece estar parcialmente ocultos por las plantas artificiales, comienza
la pareja a darse el pico. Esta situación puede duran días e incluso pasar
del mes. Podremos darnos cuenta cuando realmente la pareja está próxima a
la confección del nido, sobre todo en el comportamiento del macho. Este
comienza a hacer el abanico sobre el palo al lado o enfrente de la hembra,
emitiendo un sinfín de notas y silbidos con voz bastante baja.

Al mismo tiempo que realiza el canto coge pelo, que previamente hemos
puesto para la confección del nido, dejándolo caer al lado de la hembra y
siguiendo con los cánticos y bailes del cortejo nupcial. Llegados a este
punto es de vital importancia no molestar demasiado a la pareja, lo cual
no quiere decir descuidarlos, sino que debemos de hacer las tareas
normales de limpieza y alimentación, pero con movimientos no muy bruscos.
He comprobado, dado su carácter desconfiado, que es en este periodo cuando
son más sensibles y delicados, perdiendo totalmente el celo o dejando la
confección del nido cuando nuestra excesiva curiosidad nos lleva a querer
observar demasiado tiempo este bello espectáculo.
Puesta e incubación
La puesta suele constar de cuatro o cinco huevos. Son de color azul claro
con manchas marrones y negras. La incubación es llevada a cabo por la
hembra. En este tiempo el macho se limita a llevarle de comer al nido y
poco más. En el caso de que la hembra suela dejar el nido por algún
tiempo, algunos machos acceden sin ningún problema a calentar los huevos
mientras ella come, se baña o se arregla las plumas. Después de trece días
de incubación nacen las crías. El tamaño de éstas es similar al de un
canario recién nacido pero con un plumón que llama la atención por su
color oscuro casi negro.

Puede ocurrirnos que la hembra se niegue a calentar los huevos (sobre todo
con hembras jóvenes o de primer año). En este caso recomiendo utilizar
como nodrizas canarias, preferentemente timbradas, a las que les estamos
dando la alimentación que tenemos para nuestros camachuelos.



Cuidados y alimentación de las crías en los primeros días
Es aquí donde estriba la mayor dificultad para la cría de estos bonitos
pájaros en cautividad, sobre todo si son las canarias las que nos deben
sacar adelante a los pollos.

Un gran porcentaje de las crían nacidas con canarias mueren entre los dos
y cinco primeros días de vida. Mueren por falta de comida y líquidos o
sea, de hambre y de sed. He comprobado que el motivo no es el que la
canaria les dé a las crías un alimento diferente del que le dan las
camachuelas, sino que simplemente no les dan. No es que la canaria sea
mala criadora, sino que simplemente no piden de comer. Coges el nido en la
mano y ves que no les han dado nada de comer y, por mucho que insistas y
les toques el pico, no consigues que levanten la cabeza, ni que pidan
siquiera de comer.

Las pocas que he quitado con canarias lo he hecho de la siguiente forma:
Cogiendo la pasta casera, ( cuya preparación detallo en el apartado de
alimentación), hago una papilla muy líquida y con la ayuda de una
jeringuilla se la hago tragar a la fuerza abriéndoles el pico. Debemos
hacer esto como mínimo nueve o diez veces al día durante cinco o seis
días. Transcurrido este tiempo las crías levantan la cabeza perfectamente,
pidiéndole de comer a la canaria, como si de canarios se tratase. Aunque
el comportamiento es extraño siempre me ha sucedido utilizando canarias
como nodrizas y aunque le he dado miles de vueltas no he podido llegar a
una conclusión exacta de por qué sucede este fenómeno tan raro, y que no
me ha sucedido con ningún otro fringílido que no sea el camachuelo común.

Destete y separación de las crías de los padres
Es en este apartado donde nuestro camachuelo común se comporta de una
manera diferente a cualquier otro pájaro que conozca, y yo lo catalogaría
de excepcional.

A diferencia de otros fringílidos es un pájaro que entra a comer
rápidamente aún cuando no se ha separado de sus padres. En este sentido no
tendremos problema en cuanto a su separación, incluso a veces no parece
afectarles seriamente.

El único problema podemos tenerlo con alguna infección intestinal, casi
todas producidas por la misma causa o de la misma forma, por un problema
de empacho pues son muy glotones. Llegado este caso debemos tratarlos para
evitar males mayores y reducirles gran parte de las semillas grasas de la
mezcla.
La independización total se lleva a cabo después de 30 ó 35 días como
mínimo después de su nacimiento. Si nos es posible podemos dejarlos más
tiempo con los padres, aunque debemos tener cuidado con el macho, sobre
todo, si la hembra está decidida a realizar otra puesta.

Época de muda
En esta época mantengo a los camachuelos jóvenes igual que si de adultos
se tratara. No recomiendo ningún producto o corrector vitamínico para esta
época a no ser que sea estrictamente necesario.

Yo no suelo dárselo ya que considero que con la alimentación que les
suministro es del todo suficiente para esta delicada época, aunque estos
pajarillos no sufren grandes trastornos en ella y son quizás de los
pájaros más robustos que conozco en el cambio de su primera pluma.

Es de vital importancia el aporte de frutas y verduras en todo el tiempo
que dure la muda. Deben disponer a diario de una bañera, muy importante
para el cambio y buen estado de sus plumas.


Alimentación
Los camachuelos que poseo disponen diariamente de tres comederos, dos con
semillas y uno con pasta seca casera.

5 kilos de alpiste - 0,5 kilos de linaza -
La pasta seca casera está compuesta por:

150 gramos de pipa pelada (simiente de girasol), molida con:

Para la prevención de la salmonelosis y colibacilosis, a la pasta casera
le añado 2 gramos de serinet cría, desde la confección del nido por los
padres hasta 8 días después de haber nacido las crías. Reanudo su toma
durante un mes al separar las crías de sus padres, para la prevención de
problemas intestinales originados normalmente por empachos, ya que suelen
ser unos pájaros bastante glotones. Vuelvo a dárselo durante toda la época
de muda.
Disponen también diariamente de un recipiente con pasta seca para
canarios (Quiko).
Como fruta les administro dos veces por semana pepino, pera, manzana, o
moras.

Como verduras, el brócoli y también hierbas silvestres como las cerrajas,
diente de león, etc... o cualquier hierba que coman en estado silvestre
junto con brotes de frutales cuando están en floración.

Dos veces por semana disponen de una bañera para el aseo y buen estado del
plumaje.

Disponen siempre de concha de jibia y grit, para el aporte de calcio y
ayuda del proceso digestivo o formación de los huevos.

Si se les acostumbra, comen con verdadera pasión los huevos de hormiga y
los gusanos de la harina. Junto con los huevos de hormiga comen las
hormigas muertas durante el proceso de congelación y los granos de tierra
que se cogen durante la recolección de los huevos en los nidos de hormiga.

No soy muy dado a ofrecerles ningún complejo vitamínico o para la
preparación de la cría en el agua, que, aunque lo aceptan sin problema
alguno, no he notado diferencias sustanciales entre administrárselo o no.

Una vez por semana les pongo en un pequeño recipiente semillas trituradas
cocidas a las que les añado pasta de cría seca para canarios más un poco
de CUSCUS.

Recomiendo desparasitarlos externamente al menos una vez al mes, sobre
todo en meses cálidos, y como mínimo una vez al año internamente.

Espero que este artículo os sea de ayuda y os animo a que tengáis a este
maravilloso pájaro en vuestro criadero; tanto por su espectacular colorido
como por su maravilloso carácter, confiado y tranquilo.

Como fin recomendar el inicio a su cría con progenitores nacidos y criados
en cautividad mucho más fácil aclimatarlos y criarlos, de no ser así es
recomendable usar ejemplares lo más jóvenes posible.

El hecho de que sean nacidos y criados en cautividad es de vital
importancia de cara a la legalización de su tenencia y cría dentro de la
comunidad autónoma gallega, como es mi caso, pendiente de ser autorizado
para la cría del camachuelo común, jilguero común y jilguero siberiano.

Ánimo y suerte, ya que la cría de este pájaro en cautividad es un bello
espectáculo digno de contemplar, y como un imagen vale mas que mil
palabras, acompaño este articulo de unas fotos explicativas.

Como ultimo punto animar a todos los criadores gallegos de especies
silvestres en cautividad a legalizar sus ejemplares, quedando a vuestra
entera disposición para cualquier consulta o aclaración sobre temas
legales dentro de nuestra comunidad autónoma.

Un Saludo y suerte.

Articulo cedido por;

CARLOS DOPICO BASOA
Cl. Río Sil, 1-3-4ªD – 15570 Piñeiros (Narón)
LA CORUÑA – Teléfono 981.386176 – 649.650025

 

 

 


Club Español del Fife Fancy
Club Español del Fife Fancy
free counters
El tiempo en Boltaña
Bandera de Boltaña (mi pueblo)
Bandera de Boltaña (mi pueblo)

Pàgina creada en:

15/05/2010

Ultima Actualizacion:

05/08/2014